Un día triste para la literatura. El periodista, traductor y escritor argentino Leopoldo Brizuela falleció esta mañana en Buenos Aires a los 55 años.

Autor de pluma fina y perfil bajo, Brizuela era uno de los grandes referentes de la literatura argentina contemporánea. En ese sentido, el escritor nacido en La Plata en 1963 tenía preocupaciones estéticas que trascendían el qué y que le daban muchísima importancia al cómo.

Tras la publicación de Ensenada. Una memoria, su última obra, comentó a Infobae Cultura: "Ya no se habla del texto. La forma, el lenguaje, y qué significa, porque una novela no solo significa por lo que cuenta sino por la forma. Y eso se perdió. Finalmente es lo que trabajamos los escritores, la técnica. Cosas básicas, como qué implica que en mi novela el punto de vista sea el de una nena. O la estructura, los finales, de esas cosas no se habla. Son circunstancias ajenas al texto en sí mismo las que parecen interesar. Y los propios escritores están demasiado preocupados por lo que hay afuera".

Brizuela trabajaba desde 2016 en la Biblioteca Nacional, donde estaba encargado de rastrear y rescatar archivos de escritores argentinos.

Los primeros años lo encontrarían más cerca de la música que de la literatura, ya que durante su infancia aprendió a tocar el piano y en 1984 comenzó a estudiar canto con Leda Valladares, con quien colaboró durante cinco años y hasta llegó a realizar presentaciones en público.

Estudió en Cambridge, se recibió en 1980 de bachiller en el Colegio San Luis de los Hermanos Maristas y cursó la carrera de Derecho, aunque no finalizó la carrera. Finalmente decide comenzar a cursar Letras en la Universidad Nacional de La Plata, que también dejaría a los dos años para retomarlos en 1993.?

A fines de los 70 publicó sus primeros textos en la revista Oeste, por consejo de Gustavo Nielsen, lo que significó sus primeros pasos en el periodismo.

Publica su primera novela Tejiendo agua en 1985, luego de ganar el premio de la Fundación Amalia Lacroze de Fortabat. Fue el segundo ganador del Premio Clarín de novela, por Inglaterra. Una fábula. Antes había publicado Cantoras –reportajes a Gerónima Sequeida y Leda Valladares- (Torres Agüero Editor, 1987); Cantar la vida, conversaciones con las cantantes Mercedes Sosa, Aimé Paine, Teresa Parodi, Leda Valladares y Gerónima Sequeida (El Ateneo, 1992) y Fado, poemas (La Marca, 1995).

En 2012 obtuvo el Premio Alfaguara por Una misma noche, novela en la que Brizuela "hace una inmersión en el terrorismo de Estado" iniciado en Argentina en 1976, con el golpe de la Junta Militar que gobernó hasta 1983.  Rosa Montero, presidenta del jurado, comentó entonces: "Una obra escrita en la penumbra, desde los interiores de la intimidad cotidiana que refleja la sociedad. Un thriller existencial".