Santiago del Estero, Argentina | Viernes 26 de Abril del 2019
 
 

La comuna tiene en marcha un plan de control bromatológico y reordenamiento urbano


La Municipalidad de la Capital está llevando adelante un importante programa de control de la venta de productos comestibles y de normas de salubridad en bares y confiterías de diferentes sectores de la ciudad.

 

La comuna dispuso la organización de cuerpos de inspectores que recorren los locales gastronómicos con el fin de hacer cumplir las ordenanzas vigentes.

En este sentido, informaron que los establecimientos destinados a la comercialización de alimentos deberán contar con la habilitación correspondiente y la documentación que certifique que los mismos son desinfectados mensualmente. 

Además, se prevé la aplicación de sanciones, multas y clausuras a quienes sean sorprendidos en falta, con el fin de resguardar la salud y la seguridad de la población.

También el municipio ofrece a los propietarios de estos comercios el servicio de desratización y desinfección, para garantizar la efectiva eliminación de ratas, insectos y otras alimañas que pueden provocar enfermedades. 

Por otra parte, el municipio acentuó los controles para evitar la venta ambulante de frutas, verduras y otros productos comestibles, sobre todo en el casco céntrico de la ciudad.

Desde la comuna informaron que, con el objetivo de evitar aglomeraciones en la vía pública, se trabaja en el reordenamiento de los vendedores ambulantes, garantizando la seguridad de los vecinos y agilizando la circulación vehicular y peatonal.