Santiago del Estero, Argentina | Lunes 22 de Julio del 2019
 
 

Levantan la protesta de Aerolíneas y comienzan a reprogramar los vuelos


Por medidas de fuerza gremiales se cancelaron vuelos de Aerolíneas Argentinas y Austral en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, el Aeroparque Jorge Newbery y en otras terminales aéreas del interior del país.

 

Pasadas las 17.30 de este jueves se levantó la medida de fuerza que mantenían los empleados aeronáuticos de seis gremios y que había obligado la cancelación de todos los vuelos correspondientes a Aerolíneas Argentinas desde la mañana. Según prevén desde la empresa, van a tardar tres horas en normalizar la situación en los aeropuertos.

Por la protesta se cancelaron 243 vuelos que debían partir de diferentes ciudades de todo el país y llegó afectar a 30 mil pasajeros. Los primeros aeropuertos en los que los empleados retomaron sus funciones fueron los de Córdoba, Mendoza y Tucumán. Minutos más tarde, también se reanudó el servicio en Aeroparque y Ezeiza.

Marcelo Cantón, el vocero de Aerolíneas Argentinas, había anticipado en TN que iban a intentar reprogramar la mayor cantidad de vuelos posibles durante el fin de semana, aunque adelantó que iba a ser "imposible" que todos los afectados puedan viajar el viernes, dado la alta demanda que suele haber para ese día.

De acuerdo con un comunicado de Aerolíneas Argentinas, la empresa "se vio obligada a cancelar sus operaciones en la mañana de hoy", debido a la realización de asambleas de las que participan los gremios de pilotos (APLA y UALA), el personal de tierra agrupado en la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), los técnicos de APTA y la Unión del Personal Superior (UPSA)" que "buscan afectar el servicio de la compañía".

Los motivos 

"Estamos haciendo una retención de tareas porque no se pagó la totalidad del salario de octubre y la empresa está incumpliendo el acuerdo paritario del año pasado", dijo esta mañana Mateo Ferreira, secretario de APLA. Según el gremialista, Aerolíneas no cumplió en octubre con la cláusula gatillo que se activó en mayo y plantea un incremento mensual que acompaña la inflación.

Ferreira sostuvo que la medida de fuerza es por tiempo indeterminado y se levantará "cuando haya certezas de que van a terminar de pagar el salario".

Como consecuencia de las asambleas que comenzaron a las 7, Aerolíneas canceló todos los vuelos que debían realizarse antes de las 10.

"La compañía hace sus mayores esfuerzos por reubicar a los pasajeros afectados en los vuelos más próximos a su programación original que sea posible. Igualmente, los pasajeros afectados podrán cambiar sus pasajes por otras fechas o destinos durante un lapso de 30 días, a través de la misma vía por la cual los compraron", dice el comunicado.